Rajoy elige el mal camino: el silencio

El apagón informativo no tiene por qué ser una mala estrategia en política, ni en comunicación corporativa ni financiera. Elegir un perfil bajo para una institución puede ser el mejor remedio para la reputación de la misma.

Sin embargo, ante la que se le viene encima al PP con la historia de los trajes de Camps, esconder la cabeza como una avestruz es la peor solución . Gonzaléz-Pons se escuda en que es un asunto judicial abierto y que habrá que esperar a ver qué dicen los jueces. Por cierto, que también dijo hace poco que “una resolución favorable devolverá a todo el mundo al sitio en el que debe estar”

¿Es que acaso no hemos aprendido todavía que los juicios no son tan judiciales ni políticos como mediáticos? ¿Que la partida real, la importante, es la batalla de la opinión pública?

Los principales dirigentes del PP han recibido la consigna de no contestar preguntas de los periodistas sobre este tema. En un organismo tan expuesto como el principal partido de la oposición, el error de estrategia en comunicación es considerable. Por contra:

  1. Hay que dar sensación de movimiento. El inmovilismo siempre es percibido por el votante como una derrota, una asunción de culpabilidad. Deben enfrentarse a la situación, plantar cara al asunto, desmenuzarlo, tomar medidas, atacar al contricante si hace falta… La resistencia numantina a algo acaba en desbordamiento.
  2. Hay que actuar con previsión. El diseño de una estrategia a largo plazo habría contemplado un plan de contingencia ante de la acusación de cohecho por parte del juez al presidente de la Generalitat: qué dice, quién lo dice, cuándo lo dice.
  3. Hay que controlar la situación. Existe la percepción, también de muchos seguidores, de que el PP está sobrepasado por esta historia, que no saben por dónde le van a venir.

Quieran o no en el partido, Camps es hoy culpable para el voto blando del PP y para el voto indeciso. Por cierto, sus dos grupos fundamentales de crecimiento electoral.

Mariano Rajoy, presidente del PP

No parece momento, por tanto, de dedicarse a encender al electorado más alineado con sus tesis, que ya buscará la manera de hacer a Camps inocente –como asegura Albert Medrán-, sino a centrarse en los millones de ciudadanos que siguen dudando sobre esta historia y, por ende, del PP.

Aceptar 4 trajes como obsequio es una minucia. Perder el juicio mediático, la sentencia.

 

Anuncios

Acerca de ruizmateos

Gerente en la operación de Panamá de LLORENTE & CUENCA, primera consultoría de comunicación de España y Latinoamérica
Esta entrada fue publicada en Comunicación de la oposición y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Rajoy elige el mal camino: el silencio

  1. Y si adoptas el perfil, dejar que la alcaldesa de Valencia encienda la mecha del debate es lo peor que puedes hacer…

  2. Pingback: Bitacoras.com

  3. Rubén Leonor dijo:

    Por favor Sr.Ruiz, analice usted un día la estrategia que subyace tras la intención de EL MUNDO de continuar buscándole las vueltas al 11-M 5 años después.

    Y habilite una sección de “sugerencias” para no tener que utilizar el rincón de comentarios de cada “post”.

  4. Ricardo Cuevas dijo:

    Un aporte interesante, pero hay que tenerlo en cuenta con todas las reservas (los confidenciales, ya se sabe…):

    “Los problemas del PP con Camps y Bárcenas: Rajoy tiene en cuenta lo que ocurrió con José Manuel Soria y por eso no quiere forzarles a dimitir”

    http://www.elconfidencialdigital.com/Articulo.aspx?IdObjeto=21365

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s