La intolerable espera del Estatut

Vaya por delante que el post es largo, pero creo que la ocasión lo merece.

La sentencia del Estatut de Catalunya se ha enquistado definitivamente en la agenda política e informativa del país. En el esperpento de la tensa y intolerable espera del  dictamen, quien ha querido (y han sido todos) ha opinado y alimentado la presión sobre los jueces del alto tribunal, dejándonos una triste estampa de declaraciones, cuando no acciones, que merece la siguiente fotografía:

El Gobierno central. Juega al doble discurso de la no injerencia en asuntos jurídicos pero no es exagerar si concluimos que un fallo en contra de sus intereses –o la percepción de ello-  provocaría un issue tan relevante para Rodríguez Zapatero, que no es posible pensar que no presionan fuertemente. Y sería así no por el contenido de la sentencia y sus consecuencias, sino por el derrumbe de las expectativas en el electorado socialista catalán. “Aprobaré lo que salga del Parlamento catalán”. ¿Recordáis? Si la sentencia les perjudica, muchos catalanes se preguntarán: “¿Por qué nos robas el Estatut que nos aprobaste?” La gente se hace estas preguntas, no otras más sesudas y esto es lo que hay que comprender, que se van a sentir defraudados.

Si a todo ello se sumamos que en otoñó se celebran elecciones catalanas y que el PSC fue la pieza clave para la victoria de Zapatero en ambas campañas (2004 y 2008)… 2 + 2

CIU. Un partido de gobierno en Catalunya, una alternativa seria y coherente, un grupo parlamentario comprometido en las Cortes españolas, se ha excedido de tal manera en su actitud frente al Estatut que ha tenido que suavizar su papel en este cuento. Quiero recordar que el señor Mas llegó a pedir manifestaciones masivas preventivas en contra de una “presunta sentencia en contra”. Su legítima libertad de expresión se ha visto, en esta ocasión, superada por las ansias de protagonizar y capitalizar la campaña proestatut, y se han pasado en la frenada.

Habrán saciado algunas bocas extremistas pero han tropezado en la estrategia a las primeras de cambio.

El PP. Como el PSOE, ambos partidos libran su enésima batalla en el campo del Tribunal Constitucional y utilizan las novedades sobre la sentencia como arma arrojadiza. Los populares son, además, protagonistas voluntarios pues, de una denuncia suya, el Tribunal ha sido invitado a pronunciarse.

Para el PP, la sentencia es clave. De beneficiarles, intentarán poner la puntilla al descrédito económico del Gobierno.

Los medios de comunicación catalanes. ¿Se acuerdan del editorial conjunto que publicaron y en el que denunciaban un cerrojazo institucional de España a sus aspiraciones nacionalistas? Es cierto que consiguieron acaparar toda la atención mediática (que ironía) durante una semana y provocaron la reacción obligada en cadena de todos los agentes participantes en el proceso, pero tensaron la cuerda en exceso y, sobre todo, al igual que CIU, se precipitaron en el desenlace y, lo más grave, se extralimitaron en sus funciones.

El Tribunal Constitucional. Cada día que pasa sin una sentencia es un batacazo a su reputación como alta institución de este país. Es cierto que nos enfrentamos, tal vez, a uno de los asuntos sobre los que se ha ejercido más presión en estos últimos 30 años de democracia. Pero precisamente por este motivo, debería haber resuelto el caso con agilidad y determinación, con las consecuencias que sean. Tal vez muchos españoles no tengan claro cuál es el papel del Tribunal, ni tienen por qué saberlo, pero perciben que “algo sucio” empaña a la justicia y la demora del Estatut confirma este sentimiento, que no será gratuito tampoco.

En definitiva, ningún jugador ha sido lo suficientemente listo como para pensar en el largo plazo. Deberían haber preparado el terreno para la época postsentencia, no buscando los titulares (y los editoriales) del día siguiente.

  • Algunos podrían haber puesto en barbecho la sentencia, apelando a su defensa de la independencia de la justicia.
  • Otros, directamente, haber evitado el enfrentamiento, sabedores de que la venganza se sirve mejor en plato frío. Además, un ataque que no esté preso de promesas previas ni retóricas contraproducentes, tiene más efecto.
  • Otros muchos podrían haberse reservado un lugar en la hemeroteca, junto al que pone “padres de la patria”, como profesionales independientes y solventes.

Todos ellos prefirieron lanzarse al ataque pensando en “quien golpea primero golpea dos veces”. Sin embargo, a veces, una buena estrategia de comunicación requiere más trabajo y menos refranes.

Anuncios

Acerca de ruizmateos

Gerente en la operación de Panamá de LLORENTE & CUENCA, primera consultoría de comunicación de España y Latinoamérica
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s