¿Y si Trinidad no gana?

¡Vuelta al cole! Muchos habrán disfrutado de su verano tirados como un lagarto en la playa o en el pueblo de la suegra con chaquetita cuando anochece. Mi caso es el primero. Sin embargo, nuestros dos protagonistas de hoy no han podido hacer ni lo uno ni lo otro. Trinidad Jiménez y Tomás Gómez (el orden es importante) han protagonizado el culebrón político del verano. Y lo que es aún más divertido es que, con la apertura del proceso de primarias internas en el Partido Socialista de Madrid- PSM, nos van a regalar un campaña electoral en 2010, a priori un año en el que las elecciones catalanas iban a ser nuestro único “drama” electoral.

Aunque los socialistas no quieran reconocerlo, a mí esto me recuerda a las abortadas elecciones primarias en el PP de Madrid, cuando Gallardón anunció que mandaba a Cobo a enfrentarse a Esperanza Aguirre por la presidencia del partido en la región, candidatura que luego retiró. En este caso, Zapatero ha enviado a su brillante espolique (dícese de quien camina delante de la caballería de su amo) a saldar cuentas con Tomás Gómez, el político que ha osado no hacerle caso.

Pero, ¿y si Trinidad no gana? El Presidente debe haberse hecho esa pregunta en muchas ocasiones intentando conciliar el sueño. ¿Es factible que eso suceda?

En primer lugar, la decisión del actual secretario general del PSM de no retirarse para dejar paso de Trinidad ha abiertos unas primarias que sólo Gómez quería. No las quería nadie porque:

  1. Introducen un elemento de inestabilidad en el seno de partido y provocan la polarización de algunas corrientes internas.
  2. Desvían el foco de atención mediático hacia una batalla interna
  3. Suponen dar visibilidad a ciertas contestación en las propias filas
  4. Ponen en solfa la autoridad del presidente del Gobierno y secretario general de los socialistas, que fue incapaz de convencer a Gómez para que dejase paso

A su favor cuenta que las primarias permiten a los socialistas recordar al votante que “los otros” no hacen primarias y que Mariano Rajoy fue elegido “a dedo”. Un mal menor.

Jiménez tiene todo el respaldo del aparato federal, un dinosaurio mediático y poderoso contra el que Gómez poco podrá hacer en términos de resultados inmediatos. Esto es, con toda probabilidad el exalcalde de Parla perderá la elección. Sin embargo, contra la lógica aparente, las primarias que nos van a regalar estos dos políticos durante el mes de septiembre, es lo mejor que le podía pasar al señor Gómez. ¿Por qué?

  • Sin primarias, el escaso índice de conocimiento Gómez entre los ciudadanos sería su tumba política, la puerta abierta al ostracismo y el olvido.

  • Con primarias, el secretario general de los socialistas madrileños ocupa portadas y tertulias a nivel nacional, genera adeptos y adversarios, polariza su personaje político que es básico en esta profesión.
  • Si gana las primarias, sus posibilidades de ganar la Comunidad de Madrid crecerán de manera exponencial.
  • Aunque pierda, Tomás tiene un hueco en el partido, aunque sólo sea porque hay que tenerlo cerca.

En definitiva, en octubre deberíamos iniciar una nueva etapa en la que Trinidad Jiménez ponga en su mira a Esperanza Aguirre en una lucha política realmente interesante por la Comunidad de Madrid. Porque, que nadie lo dude, Jiménez no es la misma ahora que cuando intentó abordar el barco del Ayuntamiento de Madrid contra Gallardón. Ahora Trinidad ha demostrado ser una gestora sobresaliente, con unos índices de aprobación muy notables, un “animal político” en toda regla.


Me queda la duda de si esta tragicomedia socialista no habría sido más cómica y menos trágica si Zapatero hubiese optado (todavía está a tiempo) por apoyar explícitamente a Trinidad en la arena pública. Si ella es su opción y quiere asegurarse, ¿qué hay de malo de decirlo?

Anuncios

Acerca de ruizmateos

Gerente en la operación de Panamá de LLORENTE & CUENCA, primera consultoría de comunicación de España y Latinoamérica
Esta entrada fue publicada en Casos de éxito y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¿Y si Trinidad no gana?

  1. Ana dijo:

    Carlos, un gran análisis…. como siempre
    Yo creo que la tragicomedia estaba más que estudiada. El culebrón del verano no sólo les ha dado popularidad sino que le ha restado protagonismo a la reina de los medios de comunicación, Esperanza Aguirre, y es un buen tranpolín para dejar claro que en el PSOE “cualquier persona puede perseguir su sueño”. Además, el hecho de que Zapatero no se ha posicionado abiertamiente por Trinidad cuela el mensaje de que en el PSOE los procesos son transparentes y en el PP sólo sube el candidato oficialista.
    Una jugada maestra!! Ganará Trini pero el proceso será (o parecerá transparente)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s